Blog

Historia y principales características del Jamón de Jabugo

Hablar del jamón de Jabugo es hablar de una de las joyas culinarias más importantes de nuestro país, un auténtico manjar capaz de satisfacer el paladar de los más sibaritas. Su aroma, su sabor y su textura en la boca son realmente difíciles de describir, pero sin duda alguna se presentan como un verdadero placer para los sentidos.

También conocido por muchos como jamón de Huelva, se encuentra amparado por una de las Denominaciones de Origen reconocidas en nuestro país del cerdo ibérico. Conozca cómo saber identificar un jamón DOP Jabugo según sus características.

Características del jamón de Jabugo

Si te interesa comprar un jamón de Jabugo, es conveniente que conozcas cuáles son las principales características que todo jamón de esta DOP ha de cumplir para que sea considerado como tal. Para que un jamón sea considerado de Jabugo es primordial que cumpla con estas características:

  • Debe ser elaborado en el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche
  • Las piezas de jamón no deben ser de un peso inferior a los 4.5 Kg, mientras que en el caso de las paletas estaríamos hablando de 3’5 kg.
  • Su forma exterior ha de ser estilizada y alargada
  • La grasa del jamón Jabugo debe ser consistente, brillante y untuosa, de color blanco-amarillenta
  • Al corte ha de presentar un color brillante del rosa al rojo púrpura
  • El aspecto exterior que presente ha de ser limpio, con una tonalidad micótica blanca o gris-azulada
  • Su carne tiene que tener un sabor poco salado y ha de contar con una consistencia poco fibrosa

Historia del Jamón de Jabugo

Los primeros registros que dejan una constancia clara sobre la elaboración del jamón en Jabugo quedaron recogidos por el escritor Lope de Vega, quien señalaba como en la famosa Sierra de Aracena se producían jamones de una gran reputación entre todos los vecinos de la zona.

El empresario Juan Rafael Sánchez Romero fue el encargado de fundar la primera industria en Jabugo en el año 1879. A principios del siglo XX, el auge en el desarrollo de la empresa jamonera se disparó súbitamente con motivo de la aparición de la línea de ferrocarril, estableciéndose una red comercial entre las zonas de Huelva, Sevilla y Cádiz.

El jamón de Jabugo logró hacerse con una importante reputación a nivel nacional gracias a sus soberbias cualidades. Tras ponerse en marcha las Denominaciones de Origen Protegidas, se decidió solicitar su protección, pero se solicitó con la denominación “Jamón de Huelva” debido al ámbito geográfico en el cual se elaboraba este producto, aunque su fama se había extendido con la denominación de Jabugo.

En 1995 se publicó en el BOE el reconocimiento de forma provisional de la Denominación de Origen “Jamón de Huelva”, pero debe decirse que nunca ha llegado a ser una DOP que realmente convenciese a los consumidores, hasta el punto de que muchos productores siguieron comercializándolos bajo la denominación “Jabugo”.

Finalmente, a finales del año 2008, el Ayuntamiento de Jabugo, de manera conjunta al Consejo Regulador de “Jamón de Huelva”, se decidieron a cambiarlo por el término mundialmente reconocido de “Jabugo”

Click para votar este post!
[Total: 0 Media: 0]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

No hay productos en el carrito.